Circular

Manolo se levanta de la mesa cuando apenas el gallo avisa que empieza el día, ya muy tarde el ave, que no tiene los brazos de su dueño para sacudirse el sueño, por eso le madruga mas temprano Manuel Gualì. Los clavos se tuercen a martillazos agarrando el alambre y sus púas, en ellas se…

Destilados

Somos una bebida, tan líquidos y nada concluyentes, destilados por la crianza y aderezados por los errores de nuestros padres o sencillamente por los sabores del barril, la madera que nos dieron, las palabras con que llenaron nuestra copa en el momento justo. Diluidos, pasamos y dejamos un sabor impreso en el tiempo, por lo…

Es una espantabobos

Espantabobos se le llama a las cabezas de aguja frías que se antojan venir desde el cielo, una detrás de otra pero sin proponerse aún mojar el suelo, y los bobos se espantan, los mas flojos se guardan con todo lo que tienen y lo que les hace falta, por que no aprendieron a martillar,…

De lo ineficaz del pensamiento.

El pensamiento es venenoso y rápido, infecta sin reparo cualquier mente y gesta en cada una repulsión por las ideas contrarias, lo cual hace suponer su carácter violento. El pensamiento parece ser una prisión exclusiva fabricada por nuestra mente, encendida veinticuatro horas al día, pues hasta en sueños su carácter analógico hace de las suyas;…

Gammers + La guerra como un juego.

Ayer maté a mi cuñado, él sabía de “Güord”, él sabía de “Etcel”, sabía entrar a su correo y chatear con los amigos; él no sabía nada más. Se hacía llamar “Rata”, por lo menos se hizo llamar así unos minutos antes de cruzar la esquina, armado con su changón y lo que le restaba…

Del saber de todo.

El hombre promedio, clasificación que bien puede sobrar, pues los hombres que salen de ese rango son una minoría excepcional; el hombre se halla hoy frente a la nulidad del saber total. Tal afirmación puede ser tildada de osada por muchos, o por pocos, hasta tal estadística puede ser rebatida; susceptible de ser medido, escrutado…

Del conejo en el sombrero.

Es mejor empezar en la ventana, antes de decir que estaba un día, o que la tarde era de cierto color y que se parecía a muchas otras, y que desde lo alto de la garita en donde estaba veía un conejo, negro y para nada épico, pues no era el de cuentos y praderas…

De la herencia genética.

Ver a un hijo es como vernos a nosotros mismos, vernos los pies, las manos, las líneas sobre las manos, es ver la palabra genética, que muy bien hemos aprendido como explicación para el fenómeno, entendida como una cadena de hombres repetidos, con algunas diferencias circunstanciales, pero que sin importar sean leves, como tener la…

BAH!

Las bombas estallan, bien sabido es eso profundo arraigo de ello se haya dos centímetros bajo nuestro pelo, aún así estemos pensando en el Acondicionador o la Versión que nos hará más sedosa el alma, más crespa la tranquilidad diaria; las bombas estallan, por allá dentro de nuestra cabeza, sin embargo, para éste caso, no…

y aquí estás vos

Y aquí estas vos, no aquí, de cuerpo presente, como dicen las mamás que ya son abuelas, aquí estas vos, un pedacito de mi infancia y mi adolescencia, alguien que no juzgó tan duro como a mí, hermano atemporal. Y ahí estoy yo, me juzgo duro con palabras mudas, trituro mis probabilidades, me quedo nulo,…

Me corté una uña y ella me olvidó.

En cada fibra y diminutivo que mi mente puede concebir, en toda parte de un algo dentro de mi mundo percibido, las puntas de mis dedos, las vibraciones del aire y la música, mi sangre, mi respiración, y lo que en ellas reside, lo que se va en el aire, la luz que todo emana….